Robert Allen Zimmerman, el inmortal Bob Dylan, tiene una obra tan amplia y generosa como pocos, con unas líricas llenas de recursos literarios que lo conviertieron en el primer cantante en recibir un premio Nobel.