5 simples diferencias que te harán saber si estás con una “niña” o una mujer y entender que la diferencia no está en los años sino en cómo actúan, piensan y viven.

1. Las “niñas” hablan de cosas sin importancia, las mujeres saben mantener una conversación interesante.

Ben White-Unplash

Las “niñas” viven sumergidas en lo banal, las cosas serias o trascendentales las aburren, por lo general solo piensan en la diversión fácil, salir de fiesta, los centros comerciales, los realities, etc, siguen viviendo como eternas adolescentes, las mujeres se interesan por los temas fundamentales de la sociedad y de su papel en ella.

2. Las “niñas” necesitan guardianes, las mujeres saben cuidarse solas.

Toa-Heftiba/Unplash

Las “niñas” siguen buscando en su pareja al héroe de película, siguen enfrascadas en la visión paternal de toda relación, y solo se sienten seguras si tienen a su lado a un “macho” que las proteja. Las mujeres han entendido que no hay mayor protección que una mujer segura de sí misma.

3. Las “niñas” se quedan con lo que saben, las mujeres buscan ampliar sus horizontes.

Naassom-Azevedo/Unplash

A las niñas la banalidad del momento no les deja tiempo para preguntarse acerca del futuro, no amplian su visión y no se trazan metas por ellas mismas. Las mujeres siempre están inquietas porque entienden que son ellas quienes deciden su futuro.

Te puede interesar: Las 3 mentiras más grandes que nos decimos sobre la vida, la felicidad y el éxito

4. Las “niñas” esperan que el hombre pague las cuentas, las mujeres son económicamente independientes.

El “macho” proveedor es una figura bien cimentada en la cultura latina, donde las “niñas” están convencidas de que la condición de hombre los obliga a solventar todas sus necesidades, desde las más básicas hasta las más complejas, un hombre no es tal sino tiene dinero que lo respalde. Las mujeres superaron esa etapa y están convencidas de que si quieren algo, son ellas mismas las que lo pueden conseguir, sin necesidad de tener al “macho” que las provea, conservando siempre su independencia.

5.  A las “niñas” les gusta vestirse provocativamente para sentirse sexys, las mujeres saben que son sexys sin importar lo que se pongan.

Priscilla-du-Preez/Unplash

Las “niñas” al estar buscando contínuamente ser aceptadas y no teniendo más armas que su condición femenina, explotan su cuerpo, exponiéndolo en busca de admiración, el sexo y la intimidad son la única forma que tienen de expresarse. Las mujeres usan su cuerpo como expresión de su ser, se saben hermosas sin tener que mostrarse todo el tiempo, saben que el sexo es básico, pero no recurren a él como forma primaria de manipulación y consuelo.