Tantos “niños” y tan pocos hombres, para empezar, una “niña” se siente atraída por los “niños”, una mujer se siente atraída por los hombres, y esto no tiene nada que ver con la edad.

Me estoy refiriendo a la madurez, la visión de la vida y la etapa en la que se encuentran. De hecho, algunas personas, independientemente de su edad, nunca crecerán.

Si eres una “niña” (falta de independencia, inseguridad, no te respetas a ti misma, haces berrinches, tienes síndrome de princesa, no tienes valores fuertes o límites), entonces solo atraerás “niños”.  Sin embargo, si eres una mujer independiente, ambiciosa, sabes tu valor, tienes una brújula moral fuerte, eres considerada y no te dejas dominar por la inseguridad, entonces deberías estar saliendo con un hombre.

Si no puedes detectar la diferencia, aquí hay algunas señales.

1. Sabe lo que quiere y lo hace.

Un “niño” tiene idea, pero no mucha. No piensa demasiado en eso, e incluso si lo hace, no hace mucho esfuerzo para conseguirlo. Un niño es pasivo, un hombre es asertivo.

2. Planea su futuro y trabaja para construirlo.

Un hombre trabaja día a día para desarrollarse en todos los aspectos de su vida, sigue sus pasiones con ahínco, piensa en construir en algún momento un hogar. Un “niño” vive sólo el momento y sus planes giran en torno a la próxima fiesta del fin de semana.

3. Busca una compañera de equipo.

Un hombre busca a una mujer inteligente, que se apoyen mutuamente, busca los valores que debe tener una socia para la vida. Un “niño” se preocupa sólo por las “niñas” que son sexys y salvajes. Un hombre sabe de la importancia de tu opinión, no toma decisiones solo si los afectan a los dos. Valora tus ideas y sigue tu consejo.

4. Sabe reconocer a una mujer.

Cuando un hombre sabe que encuentra una buena mujer toma la iniciativa de conocerla. Un “niño” puede hacer un intento a ver si tiene suerte, y muchas veces se da por vencido antes de intentarlo, además swe siente amenazado en su condición de “macho” e intimidado por una mujer de verdad. Un hombre respeta tus gustos y busca conquistarte desde el primer momento sin renunciar a su personalidad.

5. Te acepta tal y como eres y te conquista todos los días.

Los “niños” siempre están buscando cambiarte, que te ajustes a él, un hombre respeta tu personalidad, se enamora de ella, de la diferencia, te impulsa y apoya a perseguir tus sueños. Todo el tiempo está en plan de conquista, sabe que eres valiosa y no te descuida nunca porque sabe que hay muchos hombres que desearían estar con una mujer como tú.

6. Respeta tu cuerpo.

Un hombre te ama por lo que eres y representas, sabe hacerte sentir mujer, importante, te empodera de tu cuerpo porque te ama completa, sabe que eres sexy por ser tú. Un “niño” siempre está comparándote, la mujer trofeo sigue siendo su meta, se preocupa primero por su placer y no por las necesidades de pareja, y mucho menos por las tuyas.

Ahora, muchas de estas señales requieren tiempo para reconocerlas, afinar la intuición y saber si es un hombre o un “niño” más. Sin embargo, la señal más evidente que puedes detectar desde el principio es esta:

7. Un “niño” juega a ser hombre. Un hombre lo es.

No olvides lo más importante, reconocer si no eres una “niña”, en ese caso, lo mejor es trabajar en ti misma para convertirte en la mujer que atraiga al hombre que está esperando por esa mujer que llevas dentro.