Ilustraciones que deambulan entre el misterio, lo erótico y, en cierto sentido, lo agresivo, rellenan con rosa un delicado espacio que busca resaltar todas las cualidades posibles de los sujetos presentados. El mundo creado por la artista española, Alicia Rihko, habla una lengua solamente descifrable a partir de poner a prueba los propios juicios y prejuicios sobre nuestra percepción de lo que nos es ajeno, extraño o desconocido.

Una paleta de colores restringida pero intensamente sexual y agresiva.

Se trata de una otredad vacía y sin engaños, en la que nuestra interpretación solamente es un reflejo de nosotros mismos.

Conversamos con la artista sobre su estética y motivos.

 ¿Cómo relacionas al rosa con el erotismo?

Creo que el rosa está asociado a la delicadeza, a lo femenino y a la piel, esto último hace que inevitablemente se convierta en un color erótico. A su vez, pienso que la utilización del color negro (el color contrario al rosa) en las ilustraciones, es lo que hace que verdaderamente sean sensuales y eróticas.

¿En qué buscas centrarte al presentar escenas eróticas?

Un poco entre provocación, entre el bien y el mal, y la fantasía, eso de que el final de la historia quede libre a la imaginación de cada uno, que te haga identificarte, o te lleve a recordar.

¿Hubo un camino específico que te llevó a esta paleta de colores?

Recuerdo que cuando estaba dibujando la primera, que fue la de la chica en la parte de atrás del coche, estaba todo sobre un fondo blanco y se perdía por completo la intención del dibujo, así que decidí oscurecer el cielo, y añadir rosa por instinto ya que era una ilustración muy sexual, y al momento la pieza cobró vida. Poco a poco fui añadiendo el color amarillo, para representar el color de las luces, y así sucesivamente. Creo que el rosa, el negro, y el amarillo, por casualidad, instinto, o combinación van perfectas para lo que hago. El rosa como ya te he comentado, me parece muy delicado y combinado con negro muy sensual y juvenil, y el amarillo, es el color de la diversión, la traición, los celos, el optimismo, que también tiene mucho que ver con las historias que cuento.

¿Cuál crees que es la posición más sensual para retratar en una obra? ¿por qué?

Creo que aquella en la que menos parte del cuerpo se vea. Hace que imagines más.

¿Tus más grandes influencias?

A la hora de empezar una pieza, estoy bastante influenciada por imágenes que veo a diario, música que he estado escuchando últimamente, escenas de películas, o recuerdos míos propios. El estado de ánimo en el que esté, también tiene mucho que ver, hace que sean más misteriosas o melancólicas, o más sexuales.

Si quieres conocer o ver más obras de Alicia Rihko, síguela en Facebook e Instagram.

Fuente: www.creators.vice.com