El sexo es maravilloso, si quieres mantener viva la pasión, te proponemos 9 increíbles juegos eróticos para excitarte con tu pareja tanto como el primer día…

Vivimos en la sociedad del consumo instantáneo. Queremos las cosas cuanto antes, las disfrutamos por un corto periodo de tiempo y pasamos a otra cosa pasa el efecto novedad. Con las parejas, muchas personas hacen lo mismo. Y es que estar en una relación y conseguir superar la emoción y las mariposas para llegar una relación sana, estable y duradera es difícil cuando queremos experimentar sensaciones nuevas y excitantes cada día. 

Si estás a gusto con tu pareja pero notas que el sexo empieza a ser algo monótono o rutinario, no hay motivo para abandonar el barco sin ponerlo todo de nuestra parte. 

Una buena forma de mantener la pasión son los juegos sexuales.

Y es que la imaginación es el mejor juguete sexual que existe y por eso vamos a proponerte 9 juegos eróticos para que estalle la pasión.

Con tus ideas y estos complementos, ¡seguro que no te vuelves a aburrir!

1. Citas eróticas

Phill y Claire lo ejemplifican a la perfección en Modern Family. ¿Necesitan un poco de morbo en su vida sexual? Programen una cita en algún lugar, preséntense como si no se conocieran, inventen una vida diferente. Una vez que se hayan seducido de nuevo (o por primera vez, según se mire), vayan a algún hotel, o busquen cualquier sitio excitante, una aventura, para culminar una cita perfecta. Durante el sexo sal también de tu rol habitual y haz cosas que le sorprendan o de forma distinta a lo de siempre. Recuerda: es como si por una noche fueran personas distintas y como si fuera la primera vez que hacen el amor, debes intentar que sea lo más realista posible.

2. Sexting

Si tu pareja no está cerca, ¡no hay motivo para no jugar! Si tienes suficiente confianza con él, prueba a practicar sexting. Mándale un mensaje subido de tono o una foto sexy y haz que te siga el juego. Este tipo de situaciones son tremendamente morbosas y envolverán la relación de sex appeal más allá de los momentos íntimos de siempre.

3. Slow Sex

El slow sex es un juego muy eficaz para mantener relaciones de forma diferente y original. Normalmente vemos el sexo como un camino hacia el orgasmo y la eyaculación. Pues bien, ¿por qué no le dais la vuelta? Juegen a que esté prohibido eyacular, de forma que alarguen los preliminares y disfruten el uno del otro durante mucho más tiempo. Para que jueguen en serio y logren más placer, otra idea: el que pierda debe lavar los platos y planchar durante una semana. ¡A ver si así se esfuerzan al máximo!

5. Lugares prohibidos

¿Qué tal si juegan a hacer el amor en sitios completamente nuevos? En un ascensor, en un tren, en un avión, en el baño de un bar, en un vestier... Aunque si quieres empezar por algo más sencillo, una forma muy excitante de hacerlo es en el carro. Van a un descampado o (si prefieres algo más romántico) a algún parque natural donde se vean las estrellas y juega a revivir tu juventud.

6. Sin manos

En una noche normal hay muchos juegos muy excitantes que puedes probar sin necesidad de mucha preparación. Por ejemplo, prueba con una sesión de sexo sin utilizar las manos. Pueden atarse mutuamente o incluso utilizar unas esposas. A partir de ahí, empieza el juego. ¿Serán capaces de llegar al orgasmo? 

7. Tinieblas eróticas

Es muy excitante que vernos cuando hacemos el amor, pero también puedes probar con justo lo contrario. Apagar completamente las luces o usar un antifaz para no ver nada. Cuando nos falta un sentido, se agudizan los demás, así que seguro que lo sientes todo mucho más… ¡Haz la prueba!

8. Lubricación al poder

Hoy en día hay multitud de geles y lubricantes para jugar en la cama. Puedes probar con aquellos de sabor para lamer todo el cuerpo de tu pareja o con los diferentes efectos que tienen sobre la zona íntima: retardante del orgasmo, efecto frío o calor… Además de ser divertidos y excitantes, funcionan a la perfección para facilitar probar cosas que tal vez nunca te has atrevido, como el sexo anal, ya que al lubricar y dilatar la zona la penetración será pan comido.

9. Spinning sexual

¿Has hecho spinning alguna vez? Pues este juego es muy sencillo: prueba a practicar sexo al ritmo de la música. Sí, si en spinning pedaleas según los golpes de sonido de cada canción, aquí cada golpe es una embestida. Es una forma ideal de tener sexo para aquellos que se sientan torpes o pierdan el compás con facilidad.

Fuente: www.enfemenino.com