La artista trabaja para desestigmatizar aspectos completamente naturales de los cuerpos de las mujeres.

“Nuestros defectos nos hacen únicos y especiales.”

En un mundo dominado por la manía de Photoshop, nuestra cultura dominante nos dice constantemente que la celulitis, el acné, las estrías y los períodos deben ser considerados como imperfecciones. Afortunadamente, una pandilla de Instagrammers están manos a la obra para cambiar eso.

La última en subirse a ese tan loable carro es el artista española de 21 años, Cinta Tort Cartró.

Trabajando para desestigmatizar del todo los aspectos naturales de los cuerpos de las mujeres, para romper las inseguridades y fomentar el amor propio, Cartró utiliza su talento para educar a una comunidad más amplia sobre el feminismo a través de una serie de proyectos de empoderamiento.

En sus propias palabras:

“Cada unx de nosotrxs es diferente y, a la vez, cada cuerpo es de una forma u otra y tiene su propia esencia y energía. Hay muchos tipos de cuerpos, igual que hay muchos tipos de estrías. De eso me dí sobre todo cuenta el día que hice estas producciones. Pintando a Yacine, a Mònica y a Roser observé detalladamente su piel, la delicadeza que había en ella y, a la vez, la belleza y la esencia que estas escondían.

Hay personas con más o menos estrías, con estrías muy gruesas, menos, o más o menos marcadas, y en esto, en la diversidad, hay la riqueza. Las estrías de Yacine me llamaron mucho la atención, pequeñitas, poco palpables a primera vista y verticales, era la aventura de descifrar todo lo que ellas escondían.

Todos los cuerpos tienen (más o menos) manchas, pelos, pecas, estrías, curvas, rectas, heridas, arrugas… y todos son igual de válidos. Ya es hora de que empezemos a amar el nuestro porque, al fin y al cabo, esta es nuestra herramienta de comunicación con el mundo. Y si no nos gusta la herramienta que utilizamos para ello, dificilmente podremos sentirnos libres.

Una vez más: quererse es un acto revolucionario.”

Fuente: www.culturainquieta.com