La amistad es una de las relaciones más complicadas del ser humano, y es eso precisamente lo que la convierte en uno de los bienes más preciado al que debemos cuidar y mantener. Todas las amistades son diferentes y siempre tenemos una amiga por encima de las otras con la cual tenemos lazos estrechos y a la que consideramos en muchos casos una hermana. 7 cualidades que hacen de esa amiga una persona irremplazable.

1.No te critica.

Hay cosas que no le gustan de ti, pero eso no significa que hable de esto a tus espaldas con medio mundo. Siempre intenta arreglar las cosas entre ustedes y entiende que nadie es perfecto. Siempre te da la cara y te dice las cosas de frente.

2. Es leal.

Se acuerda de ti, no te cambia por otras personas, no habla mal de ti, no te juzga, ni te tiene envidia. En la antigüedad se daba gran importancia a la lealtad, a ser capaz de morir incluso por una amiga, es un valor que debemos conservar.

3. Siempre sacan tiempo para compartir.

Tener momentos para verse puede ser difícil, cada una tiene sus actividades, pero siempre se las arreglan para hacer algo juntas como ir al gimnasio, irse de compras, juntarse un día cada cierto tiempo para ir al cine, o simplemente tomarse un café. Lo importante es que siempre crean un momento que sea de ambas y pueden compartir.

4. Te guarda los secretos.

Ese man que te gusta, tu peor miedo, tu mayor inseguridad, un evento fuerte en sus vidas… los secretos en gran medida son las cosas que fortalecen una amistad. Pase lo que pase, tu amiga honra tu confianza y sabe callarse eso que le contaste por más de que sienta que es buen material para chisme.

5. Te escucha sin juzgarte.

Nadie es perfecto: todos podemos cometer errores, pasamos por problemas y no siempre nos va bien. Los buenos amigos están en las buenas y en las malas, claro que hay gente que ve todo negativo y siempre está en las malas, contarle a tu amiga cómo es tu vida y lo que sientes realmente siempre es una buena terapia para ti.

6. Comparte sus buenos momentos contigo.

Todos pasamos por momentos malos, pero la negatividad termina alejándonos de las personas, pues cada uno tiene una carga que llevar y si apenas podemos con la nuestra, ¿cómo vamos a llevar la de los demás? Por eso nunca te carga con sus problemas, comparten, pero nunca te coge de bote de la basura para compartir solo lo malo.

7. Apoya tus decisiones así no esté de acuerdo con ellas.

Han pasado los años y se han dado cuenta de que es hora de tomar decisiones importantes en sus vidas: profesionales, amorosas, de independencia, etc. Muchas veces, el miedo es un factor grande cuando vienen este tipo de cambios por eso ella siempre te impulsa a ser mejor persona y vencer los obstáculos.

Si tienes una amiga que reune estas cualidades, cuídala como al mayor tus tesoros, la amistad es una de las más hermosas relaciones del ser humano, y pueden considerarse afortunadas de tenerse la una a la otra.